chatear-conduciendoConaset y Ejecutivo apoyaron proyecto que sanciona chatear o sacarse fotos mientras se conduce un auto

Su apoyo entregaron esta semana el Ministerio de Transportes y la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (Conaset) al proyecto (boletín 9846), iniciado en moción, que busca sancionar el uso de dispositivos de telecomunicaciones, en cualquiera de sus funcionalidades, durante la conducción de un vehículo.

La secretaria general de la Conaset, Gabriela Rosende, quien estuvo acompañada por el abogado de la Subsecretaría de Transportes, Gonzalo Gazitúa, dijo que apoyan el proyecto porque se entiende que la conducción es una actividad que requiere de plena concentración y, por ende, cualquier distracción en ella puede causar consecuencias lamentables, como un accidente de tránsito con resultados fatales.

En su presentación, Gabriela Rosende propuso que, además de lo contemplado en la moción, se amplíe la prohibición considerando no solo el uso de teléfonos celulares, sino que también cualquier otro medio electrónico, aplicación o sistema de comunicación o entretenimiento móvil que afecte la conducción vehicular.

“Lo importante es que la conducción sea concentrada y no tenga distracciones en la utilización de estos elementos que pudieran incidir en la ocurrencia de un accidente de tránsito”, reafirmó.

La profesional también planteó hacer una precisión, exceptuando de la prohibición el uso de dispositivos de georreferenciación fijos, cuyo uso no distraiga de la conducción.

Luego, respecto de la sanción indicada en la moción (pena correspondiente a una infracción gravísima), dijo que era oportuno generar el cambio cultural y luego revisar si correspondería aumentar sanciones, en el evento que ello resulte fiscalizable.

Otro alcance que hizo fue dejar expresa la conducta del uso de manos libres. “Entendemos que en algunas situaciones de emergencia pudiera tener que utilizarse este medio para tener alguna comunicación con el exterior”, precisó.

Gabriela Rosende resaltó la importancia de actualizar la normativa de tránsito que tuvo su última modificación en 2005 (respecto de la conducción con manos libres), para considerar situaciones de la realidad nacional actual, donde hay una cantidad importante de teléfonos smartphone con conexión de internet. “Finalmente, esto nos va a permitir prevenir incidentes o accidentes de tránsito en nuestro país, donde las cifras son lamentables con un promedio de cinco fallecidos al día”, remarcó.

Opiniones parlamentarias

El diputado Mario Venegas (DC) dijo que apoyará todo aquello que conduzca a la disminución de los accidentes de tránsito, sin embargo, cuestionó si la presente moción se constituye como la herramienta más eficaz para cambiar conductas indeseadas, como es el caso de chatear o sacarse fotografías mientras se guía un auto.

Planteo que la Ley de Tránsito (artículo 200, número 32) sanciona hoy el uso del teléfono mientras se conduce, en cualquiera de sus formas, por lo que conductas como hablar, chatear o sacar fotografías ya están contempladas en la infracción ahí señalada.

Estimó que explicitar en la ley cada conducta puede generar incertezas jurídicas, más cuando se le agrega al mismo tiempo un elemento genérico, al apuntar al uso de cualquier otra modalidad de empleo que no permita al conductor estar atento a las condiciones del tránsito del momento.

El diputado Leopoldo Pérez (RN) también presentó algunas observaciones al proyecto, particularmente en cuanto a las posibilidades reales de fiscalizar estas conductas. “¿Cómo es medible? ¿Cómo funciona en la práctica?”, interrogó.

En este plano, ambos legisladores consideraron que una vía más clara para avanzar podría ser la educación y la sociabilización de aquellas conductas que son riesgosas a la hora de conducir.

Para la diputada Loreto Carvajal (PPD), una de las autoras de la iniciativa, el proyecto tiene una connotación actual que permite modernizar efectivamente una norma vigente, que quedó superada por las tecnologías hoy disponibles.

Remarcó que la idea es generar cultura en la población, en la misma línea de lo realizado con la Ley Emilia, a través de una mejor tipificación de la falta y de una sanción más alta.

El proyecto continuará siendo analizado en la próxima sesión, donde se espera recibir la opinión de la ONG “No chat a bordo” y de Carabineros de Chile.

LEAVE A REPLY